jueves, 31 de julio de 2008

Gilberto Gil deja su cargo de Ministro


Efe

El cantautor Gilberto Gil, uno de los creadores del Movimiento Tropicalista de la música brasileña, ha anunciado este miércoles su decisión de renunciar al cargo de ministro de Cultura, que ejerce desde enero de 2003, cuando el presidente Luiz Inácio Lula da Silva asumió su primer mandato.


Gil, en declaraciones a los periodistas en Río de Janeiro, ha anunciado que conversará con Lula esta misma semana para definir la fecha de su salida del Gabinete, pero no ha aclarado cuándo podrá tener lugar ni si propondrá a alguien para que lo suceda en el cargo. Por su parte, Lula da Silva ha aceptado la decisión de Gil y ha declarado que "Brasil no puede tener a Gil apenas en la política" , tras ser informado de que el cantautor ha optado por darle prioridad a su carrera como músico
La prensa brasileña especulaba sobre la renuncia de Gilberto Gil desde comienzos del año pasado, cuando Lula realizó una reforma ministerial para iniciar su segundo mandato de cuatro años. El ministro, que siempre se quejó de la incompatibilidad entre su agenda como miembro de Gabinete y su carrera musical, se comprometió entonces, ante la insistencia de Lula para que continuara en el puesto, a permanecer algún tiempo más. Pero en noviembre pasado y tras una operación por una afección en una cuerda vocal y una gira por Europa en la que tuvo problemas con la voz, ya había dejado claro que renunciaría en 2008 debido a que los discursos le estaban perjudicando.
Sin tiempo para componer
Durante su gestión, el Ministerio de Cultura ha incluído en el patrimonio nacional expresiones culturales como la capoeira (mezcla de baile con arte marcial de procedencia africana), el frevo (ritmo musical), el samba de roda (tradición que dio origen al actual samba) y la pintura corporal de los indios.
En su faceta artística, Gil, que durante su gestión pudo realizar algunas giras internacionales, lanzó este año el disco Banda larga cordel, el primero que publicaba con canciones inéditas en once años. Sin embargo, ha admitido que durante sus cinco años en el Gobierno prácticamente no tuvo tiempo para componer.
El cantautor fue una de las principales figuras del movimiento cultural "Tropicalista", que surgió en 1967 como contestación a la represión del régimen militar brasileño y en el que destacaron otros grandes nombres de la música como Caetano Veloso y María Bethania. Además, Gil es uno de los más reputados y prolíficos músicos de Brasil, con unos 50 discos y siete premios Grammy.

No hay comentarios: