jueves, 18 de diciembre de 2008

Moratinos destituye al cónsul en São Paulo

EL PAIS.

El Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación ha ordenado este miércoles el cese del cónsul general de España en Sao Paulo (Brasil), Fernando Martínez Westerhanusen, tras conocerse un informe reservado sobre el incidente que se produjo el pasado día 10 de diciembre con el dirigente del PP Alfredo Prada en un aeropuerto de Brasil. En el documento, el diplomático vincula el hecho con el supuesto mal trato que se dispensa a los brasileños en el aeropuerto madrileño de Barajas.

El departamento que dirige Miguel Ángel Moratinos ha informado en un comunicado de que la decisión del cese se ha producido tras oír a la Junta de la Carrera Diplomática y de acuerdo con los dispuesto en la legislación, que da potestad al ministro de esta cartera para la "libre designación" de funcionarios de su categoría.
En el documento reservado, Martínez Westerhanusen informa de manera detallada al Ministerio de Asuntos Exteriores sobre la "retención de Alfredo Prada" y añade además que el incidente demuestra que el episodio de la inadmisión o expulsión de brasileños de nuestro país "no ha sido aún satisfactoriamente resuelto y por ello aflora de vez en cuando".
Prada, responsable del PP en el Exterior, fue detenido el pasado 10 de diciembre en el aeropuerto de São Paulo, donde se encontraba de viaje oficial, y liberado seis horas después. Según fuentes policiales, el arresto se produjo porque el dirigente del PP se puso violento en un control. Por el contrario, Prada negó haberse puesto violento y aseguró que su arrestro se produjo por una discusión verbal sobre un frasco de crema de afeitar que los agentes querían confiscarle a pesar de no sobrepasar el límite de capacidad permitida.
Durante su detención Prada solicitó ayuda del cónsul, que intervino a su favor y al que, según el propio Westerhanusen, el comisario encargado del caso mandó callar bajo la "amenaza" de acusarle de coacción a la policía. En su informe, el cónsul hace también referencia a la actitud "un poco humillante" que mantuvo el fiscal, que "fue complementada por la de la jueza", quien recurrentemente añadía la "coletilla" de que el señor Prada había recibido "mejor trato" que el "dispensado a los brasileños en Barajas".

No hay comentarios: