miércoles, 15 de julio de 2009

Adriana Deffenti actua en Barcelona




“(...) si tú aceptas un consejo, guarde ese nombre (...)


"En este segundo disco Adriana muestra que es uma cantante hecha, a quien nada le falta.

Es impresionante su capacidad de transitar entre los mas diversos tonos sin que pierda la afinación, la clareza, la dicción, la personalidad y la interpretación” Maria Luiza Kfouri


“Su madurez hace con que las músicas teoricamente desconexas parezcan hechas especialmente para ella, que nuestra así talento para sellar y mezclar cosas buenas, lo que es raro hoy en día en la música brasileña. Además, Deffenti ya no puede ser clasificada como una cantante pop, o MPB, o “eclética”. Se tornó una cantante que no precisa rótulos” Juarez Fonseca


El segundo disco de Adriana Deffenti es, al mismo tiempo, despretensioso y osado. Despretensioso por buscar hacer lo que se piensa que es bello, simplemente. Osado por el mismo motivo, considerando que el repertorio resultante de esos parámetros es eclético y, en um primero momento, puede ser hasta incoherente. Sin embargo, la costura que trae la unidad a esos elementos está en el punto mas importante del trabajo de una intérprete: su voz


“Buscaba hacer un tipo de música para ser más sentida de lo que pensada (...) elegí canciones que
me llevan a territorios diferentes en el plano de la sensación de cantar. Cuya forma musical está más en evidencia. Creo que eso tiene que ver com el hecho de que no estaba preocupada con lo que queria decir, más concentrada con la inteción de cantar solamente, una especie de dolce far música. Me identifico con esa sensación. Por eso, apesar de ser mi segundo disco, lleva mi nombre”.


En este repertorio intimista y técnicamente exigente hay canciones como Tem Tainha (canción de playa de la última “cosecha” de Raul Elwanger), O Recado Delas (un delicado homenaje al espíritu femenino del dúo portugues Maria João y Mário Laginha), Luca (regalo de Herbert Vianna a su primogénito) y las hermanas castellanas El tungue le (una rara versión de la música urbana de Eduardo Mateo y sus influencias afro-uruguayas), La Pomeña (un samba salteña del dúo de argentinos Leguizamón/Castilla) y Tabú (en una aflamencada versión para el pop-rock sofisticado del argentino Gustavo Cerati).


Las interpretaciones que mezclan virtuosismo y sensibilidad son el punto marcante de este nuevo trabajo de la intérprete gaúcha. Sumados a eso, músicos y arreglos cierran la perfección de la idea de delicadeza y universalidad. Participan los violonistas y guitarristas Marcelo Corsetti (que también firma la producción), Angelo Primon (también viola típica y sitar) y la percusión única del paulista Caíto Marcondes. También participan Hique Gómez (violín y voz), João Vicente (piano) e Veco Marques (guitarra acustica), Clóvis Boca Freire (contrabajo), entre otros.


http://www.myspace.com/adeffenti

No hay comentarios: