viernes, 15 de enero de 2016

Brigadeiros,Pâo de Queijo,Tapioca y Açaí para los atletas de Rio 2016.

El Menú en la Villa de los Juegos Rio 2016 incluirá delicias brasileñas
Además del clásico arroz con frijoles, el churrasco, el pan de queso, la tapioca, el açaí y la farofa estarán en la carta de los atletas,
Arroz, frijoles, churrasco, farofa, tapioca, açaí, trufas de chocolate, pan de queso, agua de coco. Este menú es bastante conocido por los brasileños, pero no para una buena parte de los 15.000 atletas que van a participar de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, quienes podrán experimentar los sabores de la cocina brasileña en el menú de la Villa. Los deportistas que prefieran mantener su dieta habitual no tienen nada de que preocuparse: opciones de la gastronomía italiana, asiática, halal (para los seguidores del islamismo) y kosher (para los seguidores del judaísmo) también estarán disponibles.
Alimentar de forma eficiente a las delegaciones durante los Juegos Rio 2016 es responsabilidad de un batallón de 2.500 personas que estarán supervisadas directamente por la gerenta de alimentos y bebidas de la Villa de los Atletas, Flavia Alburquerque.
El área de alimentos y bebidas de Rio 2016 está bajo la gerencia general de Michelle Tápias y reporta a la dirección de Servicio comandada por Marcello Cordeiro. El plan es disponer de una tienda de 24.700 metros cuadrados con 10 islas de comida separadas por temas: sabores del Brasil, sabores del mundo, asiática, halal, kosher e italiana (pizza/pasta). Además de eso habrá un restaurante dentro de la Villa, o Casual Dining, que servirá otro clásico brasileño: el churrasco.
Segundo Alburquerque, el grupo responsable por la alimentación tendrá que atender a cerca de 18.000 atletas y comisiones técnicas en el período Olímpico y 7.000 en el Paralímpico, sin contar funcionarios y voluntarios. La expectativa es servir 183 toneladas de comida en un período de 30 días, con una media de 60.000 raciones diarias. Una sugerencia con el menú, incluyendo platos populares brasileños, ya fue enviada al Comité Olímpico Internacional (COI) para su aprobación.
Informaciones claras sobre los platos : 
Debido al gran volumen, no todo el alimento será orgánico, pero su origen estará controlado y todo está siendo organizado de manera tal que los atletas puedan ingerirlos de forma consciente. “Las comidas tendrán tarjetas informativas sobre los siguientes ítems: grasas saturadas, calorías, proteínas, carbohidratos y sodio”, explicó Alburquerque. La presencia de gluten y lactosa también será informada para permitir que los atletas con intolerancia consuman otros productos.
Seguridad alimentaria:
Alburquerque explicó que las carnes, en especial, las rojas, recibirán atención especial. “El riesgo, en este caso, es la presencia de clembuterol”, dijo. Esta substancia, prohibida por la Agencia Mundial Antidopaje, es utilizada en algunos países para acelerar el engorde del ganado y, en caso de consumo, existe el riesgo de que aparezca un dopaje positivo. “Nos preocuparemos de chequear las importaciones y los proveedores”, resaltó.
La seguridad alimentaria y la manipulación de los residuos son cuestiones tratadas con mucha atención en los Juegos. No habrá comida congelada en Rio 2016, según Alburquerque, y el almacenamiento de los alimentos y su transporte hasta la cocina seguirá reglas rígidas. “Los camiones con cajas de alimentos certificados por el Vendor Certification Program (VCPs) salen del centro de distribución lacrados, lo que es obligatorio para cualquier catering. Cuando los productos llegan a la Villa es que se rompe el lacre", agregó. El descarte será hecho en recipientes que permitirán separar la basura orgánica de la reciclable, y los platos serán hechos de una fibra de caña de azúcar para que sean biodegradables.

Diferencias culturales :
Las diferencias culturales también serán respetadas. “No vamos a colocar pimienta en los alimentos, pero vamos a ofrecerla por separado para que pueda ser utilizada en las comidas ",
Las preparaciones que deberán recibir mayor atención son los alimentos halal (preparados de acuerdo a preceptos islámicos) y los kosher (hechos según la religión judía): hay una serie de reglas estrictas a observarse durante la manipulación de los alimentos y el corte de los animales.
Rio 2016 tendrá mayor demanda de comida halal, pero todas las necesidades serán tomadas en cuenta. “Toda operación referente a la cocina halal será realizada en áreas dedicadas y exclusivas con personal entrenado y alimentos certificados. Para el caso de la alimentación kosher, buscaremos atender todas las especificidades exigidas por la religión como, por ejemplo, el uso de cubiertos descartables", describió Alburquerque.

Fuente : Rio 2016

No hay comentarios: