martes, 30 de diciembre de 2008

Tarsila do Amaral expone en Madrid





La Fundación Juan March presentará en su sede de Madrid, entre el próximo 6 de febrero y el 3 de mayo de 2009, la primera exposición individual de la artista brasileña Tarsila do Amaral, en España y la más completa de las realizadas hasta ahora en Europa. La exposición viajará después a la Fundación Caixa Galicia en su sede de Santiago. La muestra se centra en la producción de su deslumbrante período central del gran nombre de la pintura brasileña, los años veinte, vividos por Tarsila a caballo entre São Paulo y París, con un final simbólico en Moscú (a donde viajó en 1931).
PRIMERA MUESTRA INDIVIDUAL DE LA ARTISTA BRASILEÑA
TARSILA DO AMARAL
(1886-1973)

La exposición, que se centra en los años veinte y coincide con su deslumbrante período central, es una de las primeras y más completas dedicada a Tarsila do Amaral en Europa y la primera muestra individual exhibida en España

Europa y América, cubismo y tropicalismo,
geometría y vegetación, campo y ciudad son algunas
de las antítesis sobre las que se fundamenta el trabajo plástico de Tarsila do Amaral, representado por un
centenar de obras, entre pinturas y dibujos, además de
otros ejemplos que delimitan el contexto brasileño de los años veinte y sus contactos con las vanguardias europeas



La Fundación Juan March (www.march.es) inaugura en Madrid, el próximo viernes 6 de febrero, la primera muestra individual dedicada en España a la artista brasileña TARSILA DO AMARAL (Capivari, Sâo Paulo, 1886-Sâo Paulo, 1973), el gran nombre de la pintura brasileña y una de las figuras clave de la vanguardia de Brasil, cuyas contribuciones más significativas son –en opinión de Juan Manuel Bonet, comisario de esta exposición- de lo más importante que ha dado el continente americano a la cultura moderna. Esta muestra, que es también una de las primeras y más completas dedicadas a Tarsila do Amaral en Europa, estará en Madrid, en la sede de la Fundación Juan March, hasta el 3 de mayo de 2009 y entre el 15 de mayo y el 31 de julio en Santiago de Compostela, en la Fundación Caixa Galicia, con quien se ha co-producido la exposición.

Esta muestra se centra en la producción del deslumbrante periodo central de Tarsila do Amaral, entre mediados de los años veinte y treinta, que es el periodo en el que llegan a Brasil las vanguardias, que habían surgido, una década antes, en Europa. Son los años veinte vividos por Tarsila do Amaral entre Sâo Paulo y París, con un final simbólico en la URRS (viajó a Moscú en 1931). Es la época de sus conexiones vanguardistas en París, de su relación con pintores como Léger o poetas franceses como Blaise Cendrars, con quien mantuvo una gran amistad. Es el momento del nacimiento del “modernismo” brasileño en general y paulista en particular y del que será estandarte más de un cuadro suyo. Figura central del movimiento antropófago –la manifestación brasileña de vanguardia más clara-, Tarsila do Amaral concilia en su obra lo aprendido en Europa con una mirada al Nuevo Mundo redescubierto.

Europa y América, cubismo y tropicalismo, geometría y vegetación, campo y ciudad son algunas de las antítesis sobre las que se fundamenta el excepcional trabajo plástico de Tarsila do Amaral, “caipirinha vestida por Poiret”, según el célebre verso de Oswald de Andrade, marido que fue de Tarsila do Amaral, y uno de los grandes poetas latinoamericanos de ese tiempo de vanguardias. Se exhiben en esta muestra unas cien obras de la artista brasileña, entre pinturas y dibujos, procedentes la mayoría de museos y colecciones particulares brasileños (con la excepción de una obra del Musée de Grenoble, otra del Hermitage de San Petersburgo y un boceto y un cuadro pertenecientes al Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid). Además de documentar así la etapa más fructífera y decisiva de Tarsila do Amaral, esta exposición de la Fundación Juan March incide en el contexto brasileño de esos años veinte –se incluyen trabajos de algunas de las más destacadas figuras del modernismo brasileño- y se completa con otros materiales documentales y con otras obras que enriquecen la muestra y el conocimiento de la artista brasileña: algunos ejemplos de cerámica marajoara, plumaria amazónica, objetos de arte colonial, cartografía, fotografías y una selección de obras de artistas europeos que viajaron a Brasil entre los siglos XVII y XIX.


CATÁLOGO
Y EDICIONES SEMI-FACSÍMILES

El Catálogo que se ha preparado para esta ocasión –en dos versiones, una en español y la otra en inglés- reúne ensayos de
Juan Manuel Bonet, impulsor de la muestra que el IVAM organizó en 2000-2001 (Brasil 1920-1950: de la antropofagia a Brasilia), de Jorge Schwartz, comisario de aquella exposición y que aborda, en su texto, las relaciones de Tarsila do Amaral con los escritores brasileños de su tiempo, además de varios especialistas en su obra como, por ejemplo, Aracy Amaral, gran conocedora del arte brasileño y de
Tarsila do Amaral en concreto.
Además se publicarán, en ediciones semi-facsimilares, dos muestras poéticas traducidas al castellano, ambas ilustradas por
la artista: Feuilles de route: Le Formose (1924),
de Blaise Cendrars, el deslumbramiento poético del
escritor francés al conocer Brasil, y
Pau-Brasil (1925), de Oswald de Andrade,
inédito hasta ahora en castellano.


Tarsila do Amaral, la “caipirinha vestida por Poiret” (Oswald de Andrade), es una de las máximas figuras de las vanguardias latinoamericanas y el emblema del modernismo brasileño. Exótica, sofisticada y cosmopolita, durante dos intensas estancias en París cumplió con lo que llamó su “servicio militar” en el cubismo y se alimentó de las corrientes de la vanguardia europea como una civilizada antropófaga. De vuelta a su país, la digestión de aquel banquete y el reencuentro con los colores y las formas de su infancia en las tierras del interior del Brasil darían lugar, en torno a 1920, a la época más deslumbrante de su pintura, tan “estructuralmente” brasileña (Haroldo de Campos) que hoy tendemos a imaginar el Brasil en función de la obra de Tarsila.

No hay comentarios: