domingo, 9 de noviembre de 2008

La Corrupición en el Banco do Brasil

Banco do Brasil, también acusado Denuncian que el presidente de la entidad estatal no declaró cuentas que tiene en el exterior. Por una causa similar, el miércoles renunció el número dos del Banco Central, y está bajo sospecha su titular.

Eleonora Gosman. SAO PAULO. CORRESPONSAL - El Clarín
Matéria del 31-07-2004
egosman@clarin.com

Continúa en Brasil el destape de casos de corrupción en las cúpulas de los bancos públicos brasileños. Ayer se descubrió que Cassio Casseb, presidente del Banco do Brasil, la mayor entidad oficial, mantuvo cuentas en paraísos fiscales sin declarar hasta poco antes de asumir la conducción de la entidad. Casseb es otro de los funcionarios vigilados por la comisión parlamentaria brasileña que investiga la fuga ilegal de divisas —se calculan unos 30.000 millones de dólares— ocurrida en vísperas de la devaluación de 1999, cuando gobernaba el ex presidente Fernando Cardoso. La salida de los dólares al exterior se realizó a través del ex Banco del Estado de Paraná (Banestado).El funcionario, ex vicepresidente financiero del Citibank, ocultó al Fisco brasileño el movimiento que efectuó, por 600.000 dólares, en el MTB Bank y en el Northern Internacional. El primero de estos bancos suele abrigar sospechas sobre presuntas actividades de lavado de dinero. Además, Casseb tiene, según la comisión parlamentaria, una cuenta en Nassau, conocido paraíso fiscal, que también omitió informar.El presidente del Banco do Brasil fue compañero del ex número dos del Banco Central que debió renunciar esta semana por una causa similar. Se trata de Luiz Augusto Candiota, a quien los parlamentarios también le pescaron una cuenta en el MTB Bank, a su nombre, que el ahora ex funcionario "olvidó" informar a Ingreso Federal (la DGI brasileña). Sobre el atribulado presidente del Banco do Brasil recayó otra acusación: la institución compró entradas, por valor de 70.000 reales, en un show en Brasilia montado por el Partido de los Trabajadores para recaudar fondos para su nueva sede partidaria.Mientras crece la amenaza de un efecto dominó por las denuncias sobre las cúpulas de las entidades financieras públicas, el presidente del Banco Central, Henrique Meirelles, no parece haber quedado a salvo.Este funcionario está sospechado de no declarar impuestos en 2001, bajo el argumento de que por entonces vivía en el exterior. Sin embargo, en el 2002 declaró a la Justicia Electoral que al año anterior residía en el estado de Goiás.Al renunciar Candiota, se pensó que la figura del titular del Central permanecería marginada de nuevas revelaciones sobre su conducta fiscal. Pero ahora, según la revista paulista Istoé, dentro del propio gobierno se empieza a olfatear que la imagen de Meirelles puede haber quedado muy dañada.De acuerdo con Istoé, Meirelles fue contradictorio al explicar sus problemas con las declaraciones al Fisco. El propio funcionario admitió que en el 2001 él ya había vuelto a Brasil, luego de permanecer casi 5 años en Estados Unidos como titular del Bank of Boston. Sin embargo, no hizo en esa época la correspondiente declaración de rentas.

Banco do Brasil dice que no tiene planes de compra

miércoles 22 de octubre, 01:53 PM

BRASILIA (Reuters) - El estatal Banco do Brasil dijo el miércoles que no tiene planes inmediatos para aprovechar la medida del Gobierno que le autorizó a adquirir participaciones en otras instituciones financieras.

Un decreto del Gobierno publicado el miércoles en el diario oficial autorizó al Banco do Brasil y a la también estatal Caixa Económica Federal a comprar partes de otros bancos a fin de aliviar la falta de liquidez que éstos puedan enfrentar.
"No hay cualquier negocio en gestación, ninguna oferta, ninguna búsqueda", dijo en conferencia de prensa el vicepresidente de finanzas de la institución, Aldo Mendes.
"No estoy examinando la compra de ningún banco además de los que ya están anunciados hace meses", agregó.
(Reporte Fernando Exman; Escrita por Julio Villaverde; Editada por Patricia Vélez)

No hay comentarios: