viernes, 18 de diciembre de 2015

Intento fallido de Golpe de Estado en Brasil.

Golpe de Estado en Brasil

Fernando Falconí Calles

Fernando Falconí Calles

Dentro de las variantes para el golpe de Estado ‘blando’ está el que se realiza utilizando las  instituciones democráticas. Eso es lo que ocurre hoy en Brasil porque Eduardo Cunha, del Partido Movimiento por la Democracia Brasileña, en su condición de presidente de la Cámara de Diputados, ha llamado a juicio para destituir a la presidenta Dilma Rousseff.

Es pertinente recordar que el 3 de octubre de 2010 se realizaron las elecciones generales en Brasil. Rousseff obtuvo el 46,8% de los votos, Serra el 32,6% y Marina Silva el 19,3%. De acuerdo a la Constitución de Brasil, este resultado determinó que debía realizarse una segunda vuelta entre Dilma y Serra, la misma que se realizó el 31 de octubre de 2010, en la que triunfó ampliamente la candidata del PT al obtener 55’752.529 votos; es decir, el 56,05% de los votos válidos. El 1 de enero de 2011 se posesionó del cargo y en su primer discurso asumió el compromiso de erradicar la miseria y crear oportunidades para todos los brasileños.
El 5 de octubre de 2014 se llevaron a cabo las elecciones generales. Debido a que ninguna de las candidaturas alcanzó la mayoría absoluta de los votos emitidos, el 26 de octubre de 2014 se realizó la segunda vuelta entre Dilma y Aécio Neves, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB). Resultó electa Rousseff con el 51,54% de los votos. En los dos procesos mencionados, Dilma fue electa democráticamente por la  mayoría de brasileñas y brasileños.
Ahora ha sido llamada a juicio de destitución en la Cámara de Diputados por Eduardo Cunha, quien está acusado por la justicia brasileña de cometer varios delitos: beneficiario de sobornos de Petrobras y poseer varias cuentas no declaradas en Suiza. Cuando se estaba tramitando la solicitud para que Cunha fuera procesado por la justicia ordinaria, ante el Consejo de Ética de la Cámara de Diputados, da inicio (¡qué casualidad!) al juicio de destitución de la presidenta. Cunha tiene, además, fama de mentiroso. Dicen de él que “miente tan perfectamente que no parecen mentiras las mentiras que repite siempre”.
Los sectores políticos progresistas, las centrales de trabajadores, los movimientos sociales, tienen muy clara la situación: son los sectores de derecha, que representan a la ‘restauración conservadora’, los que están detrás de este golpe. Sobre la presidenta Dilma Rousseff no existe ninguna sospecha de delito, deshonestidad o ilegalidad. No hay ningún hecho o decisión de la mandataria que pueda ser considerado delito de responsabilidad. Y, sin delito de responsabilidad, no existe motivo para el juicio político. El pueblo se está movilizando y organizando porque los ‘restauradores’ pretenden destituir a la presidenta para revocar las conquistas y los derechos de las mayorías, destruir y privatizar a Petrobras, y someter a Brasil a los intereses imperialistas. He aquí los verdaderos motivos.
Para derrotar a los golpistas, hay que apoyar a los demócratas y convencer a los indecisos. Cada brasilero y cada brasilera deben comprometerse en las luchas en defensa de la democracia y del Gobierno progresista. El pueblo brasileño debe mirar lo que está pasando con sus vecinos argentinos: se prepara el primer ‘paquetazo’ neoliberal que incluye una devaluación del 100% y la eliminación de varios subsidios sociales. 

Fuente : El Telegrafo

Nota del Blog.
Eduardo Cunha ha negado a la prensa que tenia cuentas ilegales en Suiza pero a los pocos dias el gobierno de suiza le desmintió y confirmó que si las tenia además de enviar los datos a Brasil.
La policia brasileña ha entrado en su residencia con un orden judicial y ha recogido muchos documentos de la corrupta carrera de Cunha.
Mas informacion aqui :  La policia entra en la Casa de Eduardo Cunha.

No hay comentarios: