viernes, 11 de diciembre de 2015

¿Por qué las empresas españolas deciden invertir en Brasil?

Por Emely Paz Jiménez
@emelypazjimenez
Son muchas las empresas españolas que a lo largo de los años han decidido invertir en Brasil. En un principio, este fenómeno estuvo muy ligado al proceso de privatizaciones y concentrándose en el sector servicios. Se destacaron inversiones en telecomunicaciones (Telefónica), energía (Endesa, Iberdrola, Repsol y Gas Natural) y en el sector financiero y de seguros (BBVA, MAPFRE y Santander). Sin embargo, tras esta primera oleada de inversión de las grandes multinacionales españolas, se ha producido un notable efecto “de arrastre” que ha motivado un proceso de mayor diversificación hacia sectores de la industria manufacturera como la siderurgia básica, los componentes de automoción, material eléctrico y electrónico, industria alimenticia, material para oficina, equipos de comunicación, fabricación de máquinas, aparatos y materiales eléctricos y, más recientemente, la tendencia se inclina al sector turístico-inmobiliaria.
Pero ¿a qué se debe esto? ¿Qué tiene este país sudamericano que conquista a las empresas españolas? Para José Estévez, nuevo vicepresidente de la Cámara de Comercio Brasil-España, son muchos los factores responsables.
“Debemos tener presente que Brasil es la séptima economía mundial en términos de Paridad de Poder Adquisitivo (PPP), representando cerca de la mitad del Producto Interior Bruto latinoamericano y uno de los principales mercados mundiales, con alrededor de 200 millones de habitantes. A su vez, es el líder económico y la plataforma ideal para atender el Mercado Común del Sur (MERCOSUR). En los últimos años, el país ha conseguido tener un crecimiento económico continuo y una baja inflación, beneficiando a la sociedad con un aumento en su nivel de empleo, ingresos y poder adquisitivo”.
Como ejemplo de este crecimiento, el que fuera director jurídico de Telefónica durante el proceso de privatización de Telebrás y de la adquisición de Telesp en Sao Paulo (Brasil) en 1998, explica que “este año la clase media supondrá el 60% de la población y, por tanto, 118 millones de personas consumidoras”. Un dato importante tomando en cuenta que “ya en el 2012 Brasil era el primer consumidor de perfumes y fragancias del mundo, el tercero en ordenadores, neveras y productos para mascotas, y el cuarto en automóviles, alimentos y bebidas”.
“No cabe duda de que se trata de una economía regional líder, que posee un marco de inversión seguro y con un enorme mercado nacional. Asimismo, cabe destacar su papel de impulsador del sector energético y la gran fuerza que está cobrando en dicho país la innovación así como los grandes proyectos que a nivel de infraestructuras se están desarrollando”, añade.
Por ello, en la actualidad la inversión española en Brasil es la segunda más relevante (seguida de Estados Unidos). Y a diferencia de otros mercados en los que el producto español no tiene imagen, en el caso de Brasil y gracias al importante volumen de inversión de las multinacionales en este país, existe una “magnífica imagen” de España y de sus empresas. “Se nos considera un país rico, moderno y tecnológicamente avanzado, lo cual supone una ventaja comparativa de partida para otras empresas españolas”.

Invertir en Brasil: las dos caras de la moneda

Brasil posee recursos muy importantes en materias primas, una gran reserva de mano de obra de todos los niveles educativos. Muchos sectores como telecomunicaciones, banca, sector agrícola, vinícola y agroalimentaria, incluso en el ámbito solar, ofrecen buenas oportunidades de negocios. Sin embargo, la economía está diversificada y cada vez se producen y se exportan más productos manufacturados. Asimismo, cabe reseñar el potencial del mercado doméstico brasileño como elemento que, sin duda, puede atraer a inversionistas foráneos.
Desde la última década el gobierno brasileño ofrece varios incentivos fiscales a las empresas extranjeras que estén interesadas en invertir allí, especialmente en las regiones menos desarrolladas del país donde pueden obtenerse reducciones tributarias en torno al 75%. Asimismo, fomenta las alianzas público-privadas para las compañías y facilita el acceso a fuentes de financiación con el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES).
José Estévez Pero no todo es color de rosa. “El mercado brasileño presenta también numerosas dificultades a superar, comenzando por la burocracia y lentitud en los trámites de establecimiento (o lo que se denomina ‘Coste Brasil’), así como la excesiva complicación de su legislación fiscal y la elevada carga tributaria existente. De igual modo, la exigencia de elevados índices de nacionalización en muchos productos, ya sea para obtener financiación del BNDES o para poder suministrar a grandes clientes públicos (como es el caso de Petrobras), implica la necesidad de establecerse en el país para actuar en ciertos sectores”.
Por ello, Estévez recomienda que la decisión de invertir en Brasil debe de ser tomada con una estrategia de largo plazo. Y, es precisamente en éste punto donde la Cámara de Comercio Brasil-España adquiere relevancia, facilitando el camino a todas las empresas que se embarcan en esta aventura y convirtiéndose en una especie de ‘socio’ durante el proceso.
“Es importante contar con la ayuda de asesores especializados que faciliten la entrada en dicho mercado y procurando siempre tener la mejor información disponible. Esa es una de las misiones que cubre la Cámara de Comercio Brasil-España, ya que se preocupa de fomentar el networking entre las empresas e instituciones de ambos países. En la actualidad cuenta con más de 400 asociados de empresas de todos los sectores de actividad (industria, comercio y servicios), así como socios particulares y que representan más del 90% de la inversión en aquél país”.
Tras 15 años como secretario general de la entidad, el recién nombrado vicepresidente dice estar complacido al ver como el flujo de relaciones comerciales de los más distintos niveles va en aumento. “Desde mi nuevo puesto busco seguir ilusionándonos con Brasil, país que conozco bien y al que tengo un cariño muy especial, y con la misión de la Cámara, facilitando y promoviendo la creación de negocio tanto de empresas brasileñas en España como de españolas en Brasil, como lo venimos haciendo hasta ahora”.
Fuente : PRNOTICIAS

No hay comentarios: